Archive | Interviews RSS feed for this section

Para Cuba Con Amor: Tego Calderón

24 Jul

Un enfoque sobre el apoyo global al movimiento de hip-hop cubano… gracias a Melisa Rivière de Emetrece Productions. Esta entrevista forma parte de una serie titulada, “Para Cuba Con Amor.”

***

Tego Calderón fue entre los primeros raperos puertorriqueños que grabo con artistas del movimiento de hip-hop en Cuba. Juntos, Tego y Anónimo Consejo realizaron la primera colaboración musical dentro del hip-hop – entre ambas islas y a través de la distancia – titulada “Son dos alas.” La canción es una aportación de dimensiones históricas, no solo para el rap en español sino también como contribución generacional hacia las composiciones hechas entre Cuba y Puerto Rico, agregándole a la hermandad ya establecida por compartir los repertorios del son, la rumba, la salsa, y la trova. Debido a las restricciones políticas entre islas, Tego y Anónimo Consejo se llegaron a conocer solamente a través de su lírica, y no fue hasta cuatro años después que produjimos la canción “Son dos alas,” que lograron darse la mano en vivo cuando por casualidad sus giras se cruzaron en Venezuela. Esta conversación con Tego se realizo el año pasado, poco después de ese encuentro con Anónimo Consejo donde se cerró un circulo artístico. Nuestra conversación es intencionalmente informal, queriendo romper con las entrevistas rutinarias, mezclando temas de raza, crianza, composición musical, el estatus de Puerto Rico, las tensiones y tolerancias entre el hip-hop y el reggaetón y mucho mas, con el propósito de regalarles una palabras de parte de Tego para el pueblo de Cuba y al mundo.

Emetrece: Hay muchas entrevistas que exponen tu trayectoria histórica y me gustaría apartarme de esas entrevistas usuales. Háblame un poco sobre del genero y las tensiones entre el hip-hop y el reggaetón y como tu, siendo el artista que eres, trabajando ambos hip-hop y reggaetón, has podido traspasar esas tensiones.

Tego: Bueno – esas tensiones siempre han existido. Siempre me resiste a ellas también, cuando comencé, no me gustaba lo que en aquel tiempo le llamaban underground, perreo, no se, tenia varios nombres. No me gustaba, mi trayectoria era mas en hip-hop. Por eso se me hizo tan difícil salir, porque a pesar de que aquí existía un Vico C, quien es pionero del rap en español para Puerto Rico y yo creo que toda América Latina, además que para Vico, no había espacio para mucha mas gente.

Empieza a surgir todo lo bailable y las influencias panameñas, y se hacia mas difícil para el que quería tirar lírica. Cuando logre comenzar, creo que, por su contenido liricál y el delivery, pues no me podían negar, a pesar de lo que yo hacia era diferente y ahí la gente me empezó a conocer. Cuando ven que hago ese brinco grande, lo hago con “Cosa buena,” una canción en cual yo explico que estoy haciendo ese brinco y que no me importa los envidiosos, como le dicen en ingles, ‘los haters.’ Yo entendía muy bien que había gente que no le gustaba la mezcla de que el que cantaba reggaetón también hacia hip-hop. Había la impresión que eso no funcionaba, el que cantaba reggaetón no podía cantar hip-hop.

Lo que hacia al principio es que grababa en pistas de rap y me cambiaban las pistas a un reggaetón. Nunca me sentí cómodo grabando con pistas de reggaetón. Después lo empecé hacer pero al principio con “Abayarde,” “Cosa buena,” y “Dame un chance,” las grababa en pistas de rap y las cambiaban a reggaetón.

Emetrece: ¿Los productores las cambiaban? ˘Te transformaban las a capelas?

Tego: Si, yo le daba permiso, pero grababa en pistas de rap porque no me acostumbraba a grabar en pistas de reggaetón. Después tomaban las a capelas y las transformaban. Esa es la historia de “Dominicana,” la historia de “Guasa guasa” y “Cosa buena,” cual grabe con una pista de dancehall. Luego me acostumbre.

Pero para responder mejor la pregunta, como yo veo la “tolerancia” para llamarlo así de muchos sectores. Tanto de sectores que no se consideran hip-hop pero sienten odio hacia el reggaetón. Eso es algo que hay que vivirlo para entenderlo, se que el reggaetón se ha convertido en algo popular, pero ha sido una alternativa para muchos jóvenes, incluyéndome, para dejar los malos pasos, para darle un futuro y quizás para sentirse útil en la sociedad y cuando tu lo ves de esa perspectiva, pues le saca lo malo.

Hay muchas cosas que no me gustan del reggaetón, hay muchos clichés, muchas cosas – al igual que lo hay en el hip-hop – tu sabes. Creo que hay que ser tolerante. Mi gusto musical es otro. Actualmente el hip-hop que me gusta es el hip-hop viejo de los ochentas. Es muy raro que me oigas escuchando algo de lo nuevo. Pero lo respeto, se que es una alternativa, y respeto el que lo hace, hay que ser tolerante es lo que le digo yo a la gente.

La gente va a la Universidad y estudian pero algunos no tienen educación en realidad. Lo que no les gusta pues ‘no sirve’ y le hacen una compaña negativa. No creo que debería ser así. Pero reconozco que si existe mucha resistencia, de muchos sectores. Ninguno se lo atreve decírmelo a mi, lo hablan de espaldas, en mi cara no me dicen nada. Y yo creo que estoy mas que aprobado por lo que he hecho y los que me la tienen que dar me lo dan, como los Afrika Bambaataa, respetan lo que hago y con eso le doy a los envidiosos en la cara.

Emetrece: Cuando hablamos del reggaetón hay un tema racial. Los exponentes del genero suelen ser mas blancos, afeitaditos, podríamos decir de cierta manera, ‘pretty boys.’ Llega el Tego y cambia esa esquema. ¿Dentro del genero, y la industria, sientes que hayas tenido que confrontar mucho racismo o resistencia hacia tu imagen?

Tego: El racimos me afecto en mi vida como tal. Ya una vez que soy “Tego” ya no. me sentía diferente, estaba haciendo música brava y ella hablaba por si sola. Pero yo se que si, especialmente cuando me hacían entrevistas yo me daba cuenta que yo era ‘diferente,’ pero no sentí que estaba rompiendo una barrera, sentía que era yo y venia a aportar algo, pero se que si había racismo. Pero el poder que me dio el publico y el poder de mi música rompía todas esas paredes. Como los haters, no me lo dicen en la cara pero ahí en los foros escriben sus boberías. Por eso no brego con computadoras, porque hablan muchas sandeces que no se atreven a decirte en cara y utilizan los foros.

El que no me habla en la cara no tiene mi respeto.

Pero en la música, sentí que la música era mas poderosa que el racismo. No estaba conciente al momento que estaba rompiendo barreras, no sabia que tener un afro era un statement. Yo salí a ser yo, pero vi que causo tanto choque en la gente. En mi música siempre ha habido un ángulo racial porque en mi vida lo sentí, no como artista necesariamente pero en mi vida personal, y que por eso, tengo que luchar mas duro

Emetrece: Muchos jóvenes a nivel internacional comenzaron a reclamar su descendencia Afro Latina por tu imagen.

Tego: Muy lindo y me encanta, igual aquí, me siento muy orgulloso cuando veo mi gente aquí de Loiza con ese orgullo que no existía antes de que yo saliera. También otros interpretes reclamando su negritud, aunque no sea evidente. Igual en las letras, el lenguaje boricua, el de campo – como hablamos de verdad – sin pronunciar todas las palabras como son, aunque sabemos como se pronuncian correctamente. Eso a sido una aportación de mi música que se lo debo a mis padres. Tuve unos padres excepcionales que me educaron a respetar a todo el mundo. Me dieron una educación de valores, sobre como tu tratas los demás seres humanos. No hay que ir a la Universidad para aprenderlo y mis padres tenían mucha sencillez y sensibilidad hacia todo el mundo, eso lo aprendí de ellos.

Emetrece: Toque el tema de raza, porque precisamente el tema que compartes con Anónimo Consejo de Cuba, la canción “Son dos alas” se trata de eso mismo, de traspasar las barreras políticas a través de la hermandad racial. Háblame un poquito de ese proyecto. ¿Cual fue tu motivación para realizarlo?

Tego: Primero fuiste tu. Escuche Anónimo Consejo y obviamente tenemos las mismas inquietudes y para mi fue un honor. Yo creía que estaba solo en esta lucha. Cuando uno toca temas raciales en mi país, todo lo tergiversan y lo hacen ver como que tu tienes un complejo. Para que tu desistas de seguir hablando la verdad, y entonces se convierte en esta lucha de mostrarles que lo que tenemos es orgullo, y todo lo contrario a lo que piensan. Se hace bien difícil porque están institucionalizados y americanizados, con la televisión, los libros, y la historia. La historia siempre va a favor de quien la escribe y los textos siempre van a favor de quien es la mayoría. Así que no siempre educan un pueblo como debe ser educado, al menos que te instruyas tu mismo buscando la historia de verdad, y el valor tuyo verdadero como ser humano – sea lo que sea.

Mi padres me ayudaron mucho en eso. Llegue a vivir en Miami como por tres años cuando era joven por cuestión de trabajo de mi padre, y cuando llego a Miami me di cuenta que lo que me estaba enseñando mi papa no era lo que yo creía. Los negros allá tenían su Martín Luther King su Malcolm X. Habían los grupos Public Enemy, KRS-One, X-Clan, Def Jef, era esa época afro-céntrica. Después sale NWA, que eran mas de la mano de lo que era yo en ese momento. Hoy tengo mas de Malcolm X en mi que de Martín Luther King, pero ese momento fue bien influyente para toda mi vida. Cuando conozco que hay gente como Anónimo Consejo en Cuba, o como Kafu Bantón en Panamá, somos unos cuantos. Es bien bonito y poco a poco vamos hacer una América Latina mas inteligente, y mas fácil para los negritos y los jabaos que están creciendo.

Emetrece: Sabemos que no has podido ir a Cuba todavía, especialmente teniendo en consideración de que Puerto Rico es parte de los Estados Unidos y hay restricciones políticas al respeto, pero debido al tema “Son dos alas” tu tienes un acercamiento con las audiencias del hip-hop cubano como ninguno otro artistas del rap aquí…

Tego: Yo creo que tengo un acercamiento al pueblo cubano antes del tema. El pueblo cubano es muy selectivo y sabe lo que es y conocen ‘lo que es’ y ‘lo que no es,’ y creo que me leen muy fácil. Uno de mis orgullos es el respeto que tengo para el publico cubano. Tengo mucho de Cuba en mi. Se nota en mi música, en El Abayarde yo lo empiezo con ‘Mas que nada,’ que se que es un tema brasileño pero yo lo aprendí de Patato y Totico: “mas que nada, sálgase del frente que quiero pasar,” y así es que empieza “El Abayarde.” Igual que en mucha de mi lírica esta Cuba presente así. Yo escucho mucha rumba y muchos de sus dichos estan en mi venas. Cuando yo compongo yo no pienso esta palabra es boricua, esta es dominicana o cubana, solo hablo como soy yo y el español que utilizo es el del mundo. Yo no siento orgullo de no haber ido allá todavía, pero …

Emetrece: Pero, ¿irías?

Tego: Claro que iría, pero yo seria un mentiroso si te digiera que la situación que todos conocemos no es la que me ha aguanto, porque es la verdad. Si no ya estuviera ahí. Me causa vergüenza ya que tampoco soy pro-Americano, es mas, creo en la libertad de mi país. Pero tengo que jugar mis cartas a favor del bien estar de mi familia, por eso las juego así, pero no me causa orgullo – es mas, me duele hablar de eso. Creo que es una cobardía de mi parte pero todos nos contradecimos bastante y yo me contradigo mas que todo el mundo.

Emetrece: Estamos en la víspera de posible cambio para Puerto Rico y para Cuba. ¿Que tu crees de los cambios que propone la elección de Obama?

Tego: Yo estoy feliz que Obama gano por lo que significa políticamente y lo que significa para nosotros los negros. Pero, yo no se si Obama esta pendiente al bien estar de mi país, por eso nunca le hice compaña a pesar que le estaba haciendo compaña desde mi casa – como negro – pero no se si representa mis intereses para mi isla que obviamente no son igual a los intereses de Estados Unidos. Yo se que Obama al igual que yo se contradice muchísimo, tiene que estar a favor de los judíos, porque son los que controlan Estados Unidos, y pues, así es, pero no se si esta pa’ mi, para mi gente, para lo que yo creo. Lo respeto, se que va traer cambios para Cuba, por ejemplo ya cerró Guantánamo, pero al igual que yo, él tiene que estar a favor del bien estar de su familia, y fueron muchos que los eligieron, blancos, negros, cubanos, chinos, y no es fácil el puesto en cual esta, no es justo para mi juzgarlo. Me gustaría que hubieran cambios, se que para Cuba se están viendo.

Emetrece: ¿Y para Puerto rico? ¿Cual es el futuro de Puerto Rico?

Tego: El futuro de Puerto Rico es muy incierto, han sido muchos años de envenenamiento a la mente, y ya es una cosa de generación en generación. Un miedo que siempre han usado en Puerto Rico ha sido de poner Cuba como ese ejemplo a no seguir. Gano abrumadoramente la gente que esta pro estadidad, pro dejar de ser puertorriqueños –mucha gente no ve que votar por el partido estadista es dejar de tener su bandera y dejar de tener su identidad –hay que ver si en le momento del plebiscito, como ha pasado siempre, pues votan que no. Pero da la impresiono de que si hay un pueblo dispuesto a ser estado. Eso el tiempo lo dirá. Eso no es lo que yo quiero para mi país, para mis hijos – yo quiero que mis hijos sean puertorriqueños, no americanos.

Emetrece: En el foro de la música, como en la comedia, siempre hay un lugar para la expresión política que permite asimilar a las masas, y tus mensaje siempre han tenido ese doble filo que enganchan, que te atrapan con el sonido bailable, pero también con contenido conciente, político, económico, racial. ¿Que viene de Tego ahora, cuéntame del disco nuevo, que es lo que propone para el futuro Tego?

Tego: Estoy ahora mismo en un proceso que es muy difícil para mi. Es lo malo de tener fanáticos tan opuestos. Es difícil, es una oposición que me pone entre el cielo y la tierra, mi fanaticada es muy variada. Algunos me piden discos de salsa, otros discos de música afro antillana, otros que quieren que haga mas reggaetón, los de hip-hop que quieren que me dedique solo al hip-hop. Ahora se me unieron los jazzistas que quieren que le de un toque de jazz a mi propuesta. Estoy en esa etapa de ver como unir esos sabores y al final del día hacer lo que me haga feliz a mi. Hacer lo que me haga feliz a mi sin preocuparme que si va a servir o no. Mi fanaticada esta madurando, es tiempo de que yo madure musicalmente también. Este próximo disco es para demostrarme a mi mismo que puedo llegar al otro nivel, un nivel que solo yo se cual es. El poder de expresar cosas que son común cuando las hablo pero la gente le choca decirlas. Ahora ese es mi reto, de poner esas cosas en mi música sin ofender a nadie. Nunca antes me preocupe por ofender a la gente, pero uno va madurando y quiere hacer las cosas con mas clase. Creo que este disco les va a gustar mucho – estoy haciendo lo mejor que puedo con un compromiso lirical muy grande. Aquí se va a definir el Tego hasta que me muera.

Emetrece: Va ser tu cuarto álbum.

Tego: Si cuarto álbum, correcto.

Emetrece: De esos primero tres…

Tego: Mi preferido es “El Underdog.” Primero saque “El Abayarde” independiente, luego fundí mi sello, Jiggiri, y para “El Underdog,” me estaba distribuyendo Atlantic Records. Luego hice un disco llamado “El Abayarde Contraataca” con Warner Latino y ahora para el cuarto disco me voy con Sony.

Emetrece: ¿Algún saludito para cerrar?

Tego: Un gran saludo al pueblo cubano que aunque se crean que están aislados, que no lo están. Que los respetados, para mi son una gente especial – en talento, en aportación, en religión – en todo. Cuba es el África del caribe y aunque soy boricua a full, creo que tengo mucho de cuba por dentro. Respeto mucho a cuba y quiero que sepan que los tengo siempre presente en mi música, siempre son parte esencial de mi diario vivir y no tengo mas palabras, no quiero hablar mierda, simplemente los quiero con cojones.

Advertisements

Ian Kamau

19 Jan

Being that your girls are both from Toronto, it’s fitting that the Project’s first entry would be on Ian Kamau – a talented emcee, poet, community organizing graphic designer from our hood who’s been doing the damn thing for years. The T Dot is a city residents call the Screw-face Capital; it’s a place where local love is hard to come by and hometown heroes don’t exist. Despite the difficulties Kamau has gone from local clubs to touring internationally, sharing stages with respected artists like The Roots, Cody Chesnutt, Ben Harper and Saul Williams. His work is a cook up of the blues, soulful hip hop and spoken word. His stage presence and lyrical aptitude are astounding. As an independent artist, he has released a solo EP, a compilation LP (alongside Natural, Equinox199 and Change) called The Pangea Project and he is the only guest to have been featured on all of k-os’ albums, including the double platinum Joyful Rebellion.

At the onset of 2009, Kamau unveiled his “Majority Report” though various online communities and expects to release a couple of other projects later this year. Recently, I had the opportunity to speak with Kamau on behalf of Movimiento, Cuba’s national hip hop magazine. Check out “Majority Report” and chunks of the interview below.

-Alison

Project Bassline: It’s been awhile, when can we expect the album?

Kamau: I’d like to put the full album out in September, that’s my goal. But I want to release a shorter disc before that in May or June, just on the internet.

The Project: Tell me about the community work you’ve been doing.

K: There’s different stuff. There’s the Emerge program, a young leaders program. We did the international exchanges with that program. It’s basically a program for people that do work in the community on a grassroots level. The idea is that we supported them in doing that and also took them on international exchanges. And we met people from Kenya who did similar work and then brought them to Toronto.

iankamau1Then there are all the different hip hop programs…hip hop programs for kids who are into music…just a way to get them involved in creating their own music and writing their own stuff and understanding how to create songs. I did about five or six of those programs over the last two years. And then there’s this NIA thing, which is a Black arts center that we’re trying to develop in Toronto.

The Project: Tell me about your trips to Cuba. How did you end up there the first time?

K: [Cuban rap duo] Obsesión was in Toronto, I can’t remember what the year was, but someone had brought them. They showed the documentary La Fabri_k and did a performance. Afterwards I went up to Alexey [one half of Obsesión] and gave him some music. He took the stuff, he looked at me, and then pointed in my face and was like, “Kamau, you’re Kamau?” [Laughing] I think he had heard something, probably on one of the k-os albums, and it was cool. We talked for a bit and he introduced me to Magia [the other half of Obsesión].

Alexey sent me an email a little while later saying, “We’re doing this hip hop symposium, it’s the first one, and we’d like to know if you want to come down.” I just decided that I was going, and I went.

The Project: What were your impressions, going down to Cuba and meeting the community and the artists?

K: It’s a Cuban hip hop symposium which means there are hip hop artists from all over Cuba, a lot of whom were cool and some of whom had issues with each other, but it was still a community of people that came together around their love of hip hop.

I had become very disenfranchised with hip hop music in Toronto and North America in general because of the direction that it had been going. But going to Cuba was the first of a couple of international experiences that I had – Havana, Rio, Sao Paolo, Nairobi, Johannesburg – where I had an experience in hip hop that was similar to when I first started doing hip hop. It was just about the fact that I loved to do it and that it enabled me to communicate with people, it was the beginning of a conversation in a lot of ways.

And I thought the symposium itself was good because it wasn’t just about music. You came and you watched people perform but at the same time there were people painting, or people writing, and there were people in the rooms above doing workshops on hip hop and community development, and hip hop and gender issues, break dancing workshops, discussions on hip hop and education. There were just so many other things that were going on that you could be involved in. I was only there for five days and met all of these people. I had done a show and been to people’s houses. I had met people’s parents, girlfriends, sisters, brothers…it reminded me of my family in Trinidad. But I have family in Trinidad, I don’t have biological family in Cuba, but I have this other kind of family in Cuba because of the connection we made through music.sungallery

The Project: Talk to me a bit about the other international experiences you’ve had.

K: Nairobi is probably the most major one because I just knew I wanted to go to Africa. I woke up one morning and was like, “I think this is my year to go to Africa.” I had always understood the importance of it; the void between those of us who have grown up in the Caribbean or North America or people that have a history of slavery, and the reconnection in some way to Africa. And a lot of times that’s done in a very surface way, you wear the clothes or you say a couple of words but there’s no specificity to it, you haven’t had a specific experience necessarily. And I just felt like I needed to make it happen.

I went and stayed in a house with a guy who is now a good friend of mine, it’s the same house that I stay in every time I go to Nairobi, I’ve been three times now. By the third week of being there I just refused to leave and I had friends in other places, Ghana and South Africa. I changed my ticket and doubled my time in Africa. It was great because it was a similar experience to what I had had in Cuba with people just being like “Welcome.”

And then there was Sao Paolo. Same thing, met a bunch of people, recorded songs. All those international experiences re-inspired me to do music again, because I just hadn’t done it in any serious way in so long. I had almost forgotten why I started doing hip hop in the first place. It was just about me communicating things to people and then meeting people who thought the same things, or having conversations with those people around those things. It was a communication and community tool, as opposed to a music industry thing. I mean, that’s cool, but that’s not why I started.

The Project: What is hip hop’s potential for social change?

K: It gets people to connect with each other. It gets people to share their ideas and if those people are then organized, it means they have the ability to influence people to change things. You have a group of people who will gather around something because they share something that they mutually love. You can just share that thing that you love, and that’s great, but then you can make things happen because you’ve organized a group of people. If you have a group of people that all decide they want to do something, you can create a movement. You can tell people in power to change things because you have a majority. You have a lot more power to make something happen because you have consensus with a large group of people, it’s not just a singular voice. And that applies to anything. In certain cases, to crime, poverty, racism, sexism, homophobia… But it’s essentially worthless if you don’t organize around it. So my thing now is, yeah, I want to make music again, but I want to make sure that my music is directly connected to some of the other work I’ve been doing in the community. Or just doing things that will change people’s minds, that will be able to support people. You know, as opposed to just saying, “The world is so messed up,” because I say that all the time. Like, “The world’s messed up, but these are some of the ways you can change it and these are some of the things I’m doing to try to change what I have access to.”


The Project: How can people contact you?

K:

www.myspace.com/iankamau

iankamau.podomatic.com

www.youtube.com/iankamau

iankamau.blogspot.com

ian.kamau@gmail.com